domingo, 7 de julio de 2013

He guardado los superpoderes de madre

Una de las cosas que llevo fatal, desde siempre, aunque con el tema de ser madre se ha agravado, es la de ponerme enferma. Escribo este post, con unas placas de pus en la garganta combinado con una laringitis y en pleno reposo que me ha ayudado a reflexionar.

¿Por qué este malestar cada vez que me pongo enferma?
Pues desde siempre, cuando me he puesto enferma, incluso desde niña, me he sentido muy culpable. Es un sentimiento que tengo, y que me da por pensar, en que estar enferma significa no poder hacer nada, no cumplir las responsabilidades, no hacer las tareas que debería hacer y sentirme que necesito de alguien, que me cuide.
Como podéis ver, o quizás adivinar, es un tema de autoexigencia conmigo misma, el no querer recurrir a nadie para que me cuide, porque siempre he pensado que ni me lo merezco, ni debo pedir ayuda, para que me cuiden.

Pero en esta ocasión, me he puesto muy mala, llevo arrastrando esta laringitis desde hace 15 días, que me empezó a molestar la garganta. Y hace diez, empecé a tener muchas molestias, de tal manera, que ni siquiera podía hablar con normalidad. 
Encima el miércoles pasado, tuve que dar una charlilla en el jardín a un grupito de gente y pensé que me moría. Pero lo hice, porque no podía dejar de trabajar a pesar de mi laringitis.

El caso es que desde que nació Lola, los virus y bacterias nos han visitado, mi marido se ha puesto muy mal y yo menos, pero sí que hemos notado que en comparación a cómo lo pasa ella, nosotros nos hemos puesto malísimos, de estar hechos unas piltrafas.

Pero es que creo que nuestro problema y en el mío particular, es que me he descuidado, mucho. Con esto me refiero, a que por delante de mi, está mi hija, mi trabajo, mi marido y mi casa. Que no tengo tiempo para cuidarme, para comer en condiciones, para tener un ratito para mi y todo esto ha hecho que mis defensas estén flojas y me haya puesto muy mala.

Además durante estos 15 días, debería haberme tomado con más calma las cosas, debería haber pedido ayuda y no lo he hecho, he intentado "tirar del carro" (como dicen en mi familia) y ya no lo he resistido más.
Así que me encuentro en casa, intentando recuperarme y reflexionando sobre esto.

A veces he tenido que cuidar a Lola, con una gastroenteritis, o como estos días con un dolor de garganta espantoso, hacer todas las tareas como si nada pasara. Pero la próxima vez, iré al médico antes y desde luego me tomaré mi reposo correspondiente. Esto no puede seguir así.

De todas formas, cuando me pongo enferma, y tengo que seguir haciendo la vida normal, es decir, cuidar de Lola, es cuando echo de menos, cuando vivía con mis padres y podía aislarme para poder recuperarme.
A veces me he visto en la situación de tener una gastroenteritis y en plena visita al baño, mi hija acompañarme. Ella no entiende eso de la intimidad, o que cuando me encuentro con fiebre y no estoy bien, ella quiere la misma juerga que cuando estoy completamente sana. Esto lo llevo fatal.
Y en este fin de semana que ya no podía más, mis padres me ofrecieron una ayuda que me ha venido bien. Se llevaron a Lola el viernes y mañana la dejaran en la escuela infantil, así que me siento más liberada y con un poco de espacio y tiempo para mi sola.

Dicen eso de los superpoderes de madre, estos días los he perdido, lo reconozco.








20 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente, a mi me pasa igual.
    Aprovecha que tienes esa ayuda de tus padres! Que envidia me das jajaja
    A mejorarse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maca, sí necesito esa ayuda es super necesario. Ya empiezo a sentirme un poco mejor. Gracias

      Eliminar
  2. Se ha juntado todo en una, y es normal que al tener ganas de hacer cosas y no poder, son sintamos mal. Animo amiga, todo pasa (laringitis incluida). Aprovecha el tiempo para estar contigo, mimarte y quererte, además de con los tuyos. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Michele, sí parece que mi marido está muy pendiente de mi y mis padres están aprovechando a jugar con Lola. Un beso

      Eliminar
  3. Es muy común eso de una madre que se pone enferma y aún así no baja el ritmo y acaba aún peor. Creo que no sólo es un problema personal de querer abarcarlo todo, también es un problema de no saber si podemos delegar en otras personas las tareas que no deberíamos realizar debido a la enfermedad.

    A mi me pasa por ejemplo, en este embarazo, que me he visto en varias ocasiones vomitando en el baño de la mano de mi hija porque estaba llorando y no podía desatenderla o cargando con ella en brazos en medio de una rabieta aún teniendo dolor de espalda. Y sé que en parte es culpa mía por no llamar a su padre que se encuentra en la habitación de al lado y no pedirle ayuda.

    Pero es que es difícil delegar cuando queremos que las cosas se hagan a nuestro modo!! XD

    Ahora mejorate y descansa todo lo que puedas y coge energías para continuar con tu vida y a ver si así te dejas mimar un poquito más <3

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues encima tu embarazada debes cuidarte, que vienen dos de un golpe. Y después, tendrás que pedir ayuda, cuando nazcan sí o sí. Debemos dejar de lado nuestro orgullo y sentir que somos personas que necesitamos ayuda. Un beso Ainhoa.

      Eliminar
  4. el comentario de Ainu es mío, es que se me olvidó cambiar la cuenta y se quedó otra xD

    Otro beso

    ResponderEliminar
  5. que te mejores!! Que yo tbn lo llevo fatal cuando me pongo mal...y tengo a dos.hace un par de dias..tuve una gastroenterocolitis horrible...y tuve q dejar a mi nena de dos llorando en la cuna y a mi bb de menos de un mes llorando en mi cama...pq sino me hacia las necesidades en la ropa....q situacion horrible!!! Suerte tener a mi madre cerca...y se la llevo a mi nena mayor para q pudiera descansar y recuperarme un pokito...queria llevarselo al bb tambien..pero como duerme bien..preferia a q se quedara cerkita de mi.es mas...aca estamos en invierno...no conviene sacarlos mucho...que te mejores!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues vaya, situación también. A mi también me ha pasado lo de la gastroenteritis y que mal se pasa por favor. un beso y gracias por compartir conmigo también tu experiencia.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Pues sí, hay mucha gente a mi alrededor pachuca

      Eliminar
  7. Amiga, tú misma encuentras las respuestas... y eso es porque sigues teniendo superpoderes! Superpoderes como persona! Sabes que necesitas tiempo para ti: el cuerpo y la mente te lo pide, necesitas sentirte bien para sacar todo eso bueno que quieres hacer.
    Así que solo depende de ti elegir el día: a veces lo harás con todas tus energías, a veces a media carga... pero siempre estarás haciendo algo por ti y para ti. Y no esperes manos... pídelas! Se vive mejor sin esperar, si quieres algo, si necesitas algo... pídelo! ♥
    Si quieres un día una amiga, también puedes pedírmelo! Jajajaja
    Feliz semana!♥
    ¡Mamá qué sabe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí siempre encuentro las respuestas pero a toro pasado, cuando me encuentro tan mal como para darme cuenta que tiene que ser un punto de inflexión. Pero sí me ha servido para darme cuenta de que no puedo forzar la máquina y que debo parar de vez en cuando y sobretodo pedir ayuda. gracias Mamá qué sabe!!!

      Eliminar
  8. Cuando he caído mala, o tengo una de mis migrañas, me las veo y deseo para poder seguir ofreciendo el máximo de mi misma a mis hijas. Pero es cierto que no siempre tenemos superpoderes, jijiji, aunque siempre digo que sí, tenemos que cuidarnos para poder dar lo mejor de nosotras mismas. Así que ánimo, mejórate pronto, y a por todo lo que venga :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya estoy mucho mejor, Marta,menos mal, porque me he visto fatal incluso la médico me asustó diciendo que tenía pinta de que fuera a más, hacia los pulmones, menos mal que así no ha sido, y estoy en modo reposo aún, pero es para replantearse muchas cosas y desde luego tomarse una un tiempo que se merece.
      Gracias Marta por tu comentario

      Eliminar
  9. La verdad es que es díficil eso de ponerte mala siendo madre,además es que nadie te pregunta qué tal,a mi solo en el mundo 2.0 se preocupaban por mi!!!jajajaja,la suerte que yo tengo que si estoy malita vengo a casa de mamá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí yo tengo mucha suerte, porque vivo cerca de mis padres y en un plis plas están ahí. menos mal, a veces en realidad no pedir ayuda es porque no quiero, aguanto aguanto hasta que ya no puedo más.

      Eliminar
  10. Como te entiendo.... hoy me siento igual, aunque no porque esté enferma.... estoy ebarazada y con un cansancio que llevo arrastrando de la semana pasada.... encima el peque tiene momentos de rabieta sin razón alguna, y yo no puedo más.... no se de donde coger fuerzas.... cualquier ayuda que recibo, la agradezco porque algo es algo y lo necesito.

    Con esto quiero decir que de vez en cuando nos viene bien , tener uestro espacio, descansar como se merece y recibir ayuda!!!

    Espero que estés mejor!!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  11. pues yo creo que sigues teniendo los superpoderes, ésos no te los quita una laringitis, faltaría más. es más, te has dado cuenta de que hay cosas que tienen que cambiar en tu vida y eso es un superpoder que no todo el mundo tiene.
    has tocado un tema peliagudo con este post: el cuidador cuida al que lo necesita cuando lo necesita pero ¿quién cuida al cuidador?
    un beso enorme y espero que estés mejor

    ResponderEliminar

¿te ha gustado mi post?